Magia entre las manos

Siempre me ha gustado crear cosas con las manos, o al menos así lo recuerdo, por eso la excepción no iba a darse con mi baraja Lenormand.

A partir de la primera prueba de impresión hice esta versión usando cajas de cartón desechadas, pegantes comunes y acuarelas.

caja artesanal de baraja licuc lenormand

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Finalmente el reverso de las cartas está hecho con un sello, que también fabriqué usando fomi / goma eva.

Parte de atrás de la versión artesanal de baraja licuc lenormand

Después de pasar horas entretenida con este proyecto, más aquellas que le he dedicado al diseño de las cartas en sí, corroboro, una vez más, que el arte es mágico, no sólo por el estado mental que alcanzas cuando te concentras en labores manuales sino porque el resultado, lleno de detalles y fantasía, puede capturar la atención de seres sensibles, que experimentan una ráfaga de bondad, sensación que les recuerda que el mundo no siempre es un lugar sombrío y complicado.

Si quieres mostrarme qué has hecho con la baraja Licuc Lenormand que te regalé envíame fotos a correo[arroba]elsuenosignificado[punto]com junto a una breve explicación, así podré hacer una galería.

7 razones por las que la gente no entiende sus sueños

  1. Confunden lo que quieren que signifique con lo que en realidad significa. A diario leo sueños que van más o menos así “terminé hace x tiempo con mi novio y anoche soñé que me abrazaba, que me besaba, en fin, volvíamos a estar juntos, por favor dime qué significa”. La respuesta sencilla a esta solicitud es “tu sueño sólo hace parte del proceso natural de duelo, durante el cual te acoplas a la situación nueva”, sin embargo casi nunca la doy porque sé que si le respondo eso a la persona promedio lo más probable es que ignore mi respuesta y que siga buscando una interpretación más “de su talla”, lo que me lleva a la razón siguiente.
  2. Cuando una interpretación no les gusta buscan otra que se ajuste más a sus expectativas. No conozco todas las páginas de interpretación de sueños que hay en la red porque es imposible, al menos para un ser humano, pero sé que hay suficientes para que una persona con mucho tiempo libre pase horas buscando una que le responda lo que quiere “tu ex te ama, tu hombre / mujer volverá a estar a tu lado y eso es lo que significa tu sueño”. Mentira. Permíteme reventar la burbuja con mi preciosa aguja. En el 99.9% de los casos los sueños en los que vuelves con tu ex pareja son como aquellos en los que te encuentras con un familiar o un amigo fallecido, ni la relación se recuperará ni el muerto resucitará. Si alguien quiere seguir creyendo lo contrario, porque pensar de un modo mágico le parece menos duro que aceptar la realidad que luego no culpe al charlatán de turno por venderle el conjuro para “amarrar, devolver, doblegar y traer de rodillas en menos de dos semanas al ser amado”. De acuerdo, el fulano no tiene ética pero convengamos también que no podemos andar salvando a todos los que se comportan de un modo ingenuo, por decir lo menos. Quizás sólo después de perder mucha plata y tiempo, y después de ganar más problemas que soluciones aprenda la lección, eso si tiene suerte y sentido común.
  3. Critican sus sueños todo el tiempo sin saberlo. Si conocieras a alguien que cada vez que te ve te dice cosas como “¿dónde compraste esa ropa?, la verdad que es muy rara”, “tu peinado es algo extraño, ¿quieres llamar la atención?” o “¿te pasa algo en la pierna?, ¿por qué no caminas como los demás?”, ¿te quedarían ganas de seguirle hablando? A menos que seas una persona con un gusto cultivado por las observaciones pasivo-agresivas y las opiniones ajenas no solicitadas, lo más probable es que al conocer a alguien así te alejes. Y con los sueños ocurre algo parecido. Todos, ABSOLUTAMENTE TODOS los seres humanos tenemos sueños extraños, esa es la naturaleza de la mayoría de la vida onírica. Además no estamos todos inscritos en un concurso cósmico en el que se premia a quien tiene el sueño más raro y enrevesado. Decir “si alguien tiene sueños raros esa/e soy yo” equivale a que un periódico publique como primicia el siguiente titular “Científicos de la Universidad de Cornell acaban de descubrir que el agua moja”. Tú tienes sueños raros, yo tengo sueños raros, el vecino tiene sueños raros y hasta tu perro, cuando te habla en sueños, te dice que tiene sueños raros. ¿Me hago entender? A los sueños se los debe aceptar como vienen, prestándoles atención y dejando los juicios de lado, de lo contrario sólo los percibirás cuando se conviertan en pesadillas molestas que no sabrás cómo manejar.
  4. No llevan un nocturnario. Nocturnario es una palabreja que me encanta, es romántica, poética y está llena de significados. Nocturnario es simplemente un cuaderno o una libreta en la que se apuntan los eventos que ocurren de noche, por eso es perfecto para registrar los sueños. Un nocturnario además es una herramienta ideal para comenzar a entender cuándo sueñas con comida, cuándo con desconocidos y cuándo con monstruos o libélulas. Así no entiendas nada de interpretación de sueños el hecho solo de escribir, ojalá a mano, tus sueños te ayudará a relajarte, a conocerte mejor y a sentirte más contenta/o con la persona que ya eres. Si luego usas o no los sueños que escribas en tu nocturnario para aprender a analizar tu actividad onírica es otra historia, pero seguramente si los registras con detalles una noche de estas terminarás descubriendo, casi por arte de magia, porque sueñas con la casa de tus papás cuando sientes angustia o temor. Después de leer este artículo que escribí acerca de cómo llevar un nocturnario comprenderás mejor este punto.
  5. No llevan un diario. El diario es el complemento del nocturnario, pero no por eso tiene que ser un cuaderno o una libreta separada. Lo más importante al llevar registrar las experiencias que te impactan, que te emocionan, o que simplemente intentas comprender mejor, es establecer claramente la diferencia entre la realidad diurna y la nocturna, la frontera entre esta fantasía y la otra. Al menos al comienzo. Saber que una discusión acalorada es el preámbulo de un sueño con aguas turbias o con dientes que se caen sólo es posible si prestas atención a las secuencias. Algunas personas por ejemplo saben que deben prepararse para contratiempos cuando sueñan con serpientes mientras que otras lo hacen después de soñar con ratones. Los símbolos tienen un origen universal pero una interpretación íntima e individual, por eso quienes interpretamos sueños sólo podemos darles un empujoncito a las personas para que completen un trabajo enorme, importante, enriquecedor, que si se lo proponen pueden hacer, porque a diferencia de lo que se cree todos tenemos “el don”, como te explico en el punto siguiente.
  6. Creen que la interpretación de sueños es “un don” que sólo poseen unos cuantos “elegidos”. Si te dijera que quienes se encargan de darles instrucciones a los computadores para que hagan lo que deseamos son clarividentes que nacieron con un don y que nunca tomaron clases para lograr tal hazaña ¿me creerías? Quizás exista alguien así, alguien capaz de transmitirles sus órdenes telepáticamente a las máquinas, que sin dudarlo las cumplen. También sé que hay personas que convencidas y con buena fe ponen su percepción extra sensorial al servicio de otros pero la mayoría de los mortales, aunque tenemos intuición y sabemos grabar un número nuevo en un teléfono móvil, no somos capaces de diseñar una página web ni de descifrar un sueño de buenas a primeras. Así como los deportistas de alto rendimiento deben entrenar muchísimo para tener la oportunidad de ganar una medalla en las olimpiadas, la dedicación a la tarea de aprender a analizar sueños rinde frutos. La medalla viene a ser la capacidad de entender un sueño casi instantáneamente después de tenerlo, logro que demanda constancia, dedicación, reflexión y paciencia, pero no canalización de ángeles, arcángeles y extraterrestres. Si tú no has alcanzado ese nivel quizás sea porque te has dedicado a otras actividades o porque simplemente no te interesa tanto este tema, pero no porque los dioses hayan dejado caer sobre ti una maldición.
  7. Intentan encontrar el significado de sueños vacíos y que no necesitan interpretación. Ya lo he dicho antes, aquellos sueños que tienes después de comer hasta (casi) reventar o luego de beber hasta olvidar tu nombre suelen ser caóticos, rocambolescos y carentes de significado, por eso no deben inquietarte, sin embargo no falta quien se altera hasta el cansancio porque borracha/o soñó que besaba a una gallina verde y para colmo lo disfrutó. Cada quien que haga lo que mejor le parezca con su tiempo, pero si insiste en intentar interpretar viajes nocturnos como este, desconociendo que lo que debe resolver antes es por qué bebe o come de ese modo, al menos un poco se merece las respuestas confusas que obtiene por poner su atención en un lugar inadecuado.

Mi próximo artículo también será acerca de cómo leer la baraja Lenormand, escribo también porque de un tiempo para acá estoy aprendiendo a comunicarme con este oráculo.

Si es la primera vez que visitas mi blog y quieres saber cuándo y dónde podrás descargar gratis la baraja en español que estoy preparando deja tus datos en el formato que está en la barra lateral.

Avance baraja Licuc Lenormand

Las siguientes son 24 de las 42 cartas que conformarán mi baraja Licuc Lenormand. Algunas de las variaciones que he hecho, frente a versiones más tradicionales y en inglés, son la inclusión de dos alternativas para la carta 11. Guadaña (Scythe en inglés) pero que estéticamente no es tan bonita como la hoz (Sickle en inglés).

tarot lenormand gratis estilo vintage cartas madame lenormand en español estilo vintage

 

Además incluiré dos cartas 13, una para el niño y otra para la niña, pues si bien la palabra child puede ser traducida como infante, para darle neutralidad, no me pareció atractiva desde el punto de vista idiomático, de ahí mi decisión.

Las cartas extra serán una sorpresa, algo así como comodines que agrego a la estructura original para satisfacer los gustos y los caprichos de quienes sentimos inclinación por otros animales y elementos.

Esto es todo, seguiré con el proceso largo, pero entretenido, de diseñar mis cartas.

***

Actualización: He terminado de diseñar mi baraja Licuc Lenormand. Durante tiempo limitado estará disponible para ser descargada desde el enlace que está a la derecha, al comienzo de la barra lateral. Al descargarla aceptas usarla sólo con fines personales y no para imprimirla y venderla, además tus datos serán agregados a mi lista de correo.

 

Baraja Lenormand: Ratones, casa y ataúd

Hace unas semanas decidí practicar la lectura de cartas Lenormand mientras estaba de viaje. Antes de salir del hotel saqué tres cartas: 23. Ratones, 4. Casa y 8. Ataúd. Como era lógico me preocupé porque tanto los ratones como el ataúd pueden considerarse cartas negativas. Después de leerlas me quedé pensando en qué sería lo que se perdería y cuándo ocurriría. El día transcurrió prácticamente sin contratiempos hasta que llegó la noche.

Las personas que me acompañaban descubrieron que faltaba una cámara fotográfica y temían que se hubiera perdido para siempre, sin embargo una pequeña meditación que había hecho durante el mismo día me decía que todo se solucionaría de un modo positivo.

En uno de los recorridos que tuve que hacer el día de esta lectura comprendí, casi como si la carta me transmitiera telepáticamente su significado, que el momento desagradable llegaría a su fin. Y así fue.

Después de visitar el sitio donde se esperaba la cámara hubiese “caído” se encontró intacta, por lo que puedo decir que mi interpretación fue correcta, en la que le di a la casa el significado de hotel, pues es este sitio el que hace las veces de hogar cuando se viaja.

Otras lecturas de estas mismas cartas son:

  • Un daño doméstico que se arregla.
  • Una plaga que azota la casa y que se termina.
  • Preocupaciones familiares que llegan a su fin.

Capítulo 7: Runas y sueños

Las runas le dan forma a un oráculo, más antiguo que el tarot, desconocido por muchos, y que se usa, más que para indagar el futuro, para eliminar obstáculos, para sanar heridas emocionales y físicas, para ampliar la consciencia y para influir en el entorno. El origen del futhark o alfabeto rúnico toma elementos de la mitología nórdica y de la historia comprobada para mostrar que sólo quien estudia, con disciplina y con respeto, sus principios y las relaciones existentes entre ellos se gana el privilegio de recibir respuestas que disipen la niebla que dejan los sueños.

Manuscript-Odinn

Imagen de Odín en un manuscrito islandés del siglo XVIII.

 La leyenda

Contar la historia de cómo Odín, el dios más sabio y más poderoso del panteón nórdico, obtuvo el conocimiento sagrado del futhark comenzando con el momento en el que se cuelga de un árbol es fácil pero también equivale a contar una historia incompleta. Quizás lo mejor sea relatar esta leyenda explicando porque Odín aparece como un dios tuerto en imágenes creadas en siglos previos.

Mimir o “el que lo recuerda todo” era un consejero buscado por los dioses cuando necesitaban analizar los hechos presentes comparándolos con los del pasado. Él, usando su memoria impresionante, les daba una perspectiva distinta y así los ayudaba a tomar decisiones.

En una ocasión Odín visitó a Mimir para pedirle que lo dejara beber del manantial del que tomaba su poder. El consejero aceptó la petición pero pidió algo a cambio, el dios le ofreció uno de sus ojos, se lo arrancó y lo dejó caer en el manantial. Mimir, satisfecho con la ofrenda, llenó con agua el cuerno que usaba para beber y se lo dio a Odín, que desde entonces tuvo una memoria magnífica, cualidad que jugaría un papel muy importante en su intento de develar el misterio rúnico.

Yggdrasil y las nornas

Mimir no era el único ser al que acudían los dioses cuando buscaban guía. Las nornas, tres hermanas llamadas Urd, Verdandi y Skuld, también los asistían cuando tenían dudas, pues podían ver el pasado, el presente y el futuro, respectivamente, e influir en el destino.

Usando un lenguaje oculto tallaban mensajes en el tronco de Iggdrasil, el árbol sagrado, que luego se materializaban en los lugares a los que eran enviados. Odín estaba al tanto de este poder y lo deseaba, por lo que decidió ofrecerse en sacrificio para obtenerlo.

Les ordenó a los otros dioses que lo dejaran solo mientras completaba su rito iniciático, se hirió con una lanza y luego se colgó de una rama de Yggdrasil para observar largamente las aguas del manantial de Urdar, hogar de las nornas, sobre el que permanecería suspendido, ayunando durante nueve días y nueve noches.

Al terminar este periodo las esquivas figuras del futhark empezaron a dibujarse y a transmitirle, en una especie de trance, sus significados, sus sonidos, su saber.

Odín, aprovechando la memoria que había adquirido tras su encuentro con Mimir, grabó en su mente este conocimiento sagrado, que luego les pasaría a quienes acumularan méritos tan valiosos como los suyos.

Los hechos comprobables

El origen de las runas puede ser estudiado tomando elementos lingüísticos, arqueológicos e históricos, que además abren el paso para explorar los usos mágicos y adivinatorios que les daban los antiguos pueblos nórdicos. A continuación expongo la evolución del futhark, primero, y la estructura de los rituales mágicos, después, para lograr mayor calidad.

Lo que dicen las lenguas

Según los análisis filológicos, es decir los encargados de estudiar la evolución de los idiomas y de la literatura, la palabra rune, que sólo está presente en lenguas germanas y célticas, puede traducirse como ‘letra del alfabeto nórdico’. En cuanto a su nacimiento hay dos explicaciones posibles: 1) Sería el producto del sonido indo–europeo reu que significa ‘de susurro a rugido’ y estaría relacionado con cantos ceremoniales; 2) provendría de la expresión gwr–w–on, conectada con el dios griego Ouranus y con el dios índico Varuna, y su significado sería ‘dominar’.

A su vez la palabra futhark, usada para mencionar el alfabeto nórdico se construye uniendo los nombres de sus primeras seis letras (Fehu – Uruz – Thurisaz  – Ansuz – Raidho – Kenaz), acción posible desde el reinado de Valdemar el Conquistador (1201-1241) durante el que se creó un alfabeto rúnico oficial con equivalencias frente al alfabeto latino, pero este es sólo uno de los cambios que atravesó el futhark de 24 caracteres antes de transformarse en el modelo más aceptado y conocido.

Evolución del futhark

Las pruebas más antiguas relacionadas con el nacimiento de las runas fueron recopiladas al oeste de la península de Jutlandia (región compartida por Alemania y Dinamarca), en donde se encontró una inscripción grabada en un broche del siglo I d. C., sin embargo debido a que sólo tiene cuatro caracteres y a que se parecen a los usados por otras lenguas su origen sigue siendo incierto.

Las hipótesis más aceptadas señalan los siglos II y III d. C. como los más probables para el surgimiento del futhark, pero sea como fuere lo que sí está claro es que la versión más antigua tenía 24 caracteres. Se sabe también que las runas eran talladas en objetos portátiles como joyas y armas hechas de cuero, hueso, metal, madera y piedra; y en objetos fijos como bautas, es decir lápidas, situadas dentro de las tumbas, que a veces tenían incrustaciones de metal en sus inscripciones.

A finales del siglo VIII d. C. comienzan los asaltos vikingos en lo que hoy es Inglaterra y en otras zonas de Europa, misma época en la que aparece el futhark joven, un fenómeno cultural nacido en el sur de Noruega y en Suecia que, tras la influencia del inglés antiguo, resulta en un alfabeto de 16 caracteres.

El futhark joven pudo ser creado por conocedores del primigenio, que lo habrían aprendido a través de tradición oral, pues no se han encontrado textos creados específicamente para enseñar este lenguaje. Las palabras que se usan actualmente para identificar los signos antiguos son producto de análisis de sus formas y de comparaciones con otros idiomas, por lo que los nombres originales siguen siendo desconocidos.

El desarrollo más importante del futhark joven se dio en Dinamarca entre los siglos IX y XI d. C., que contribuyó al surgimiento de los idiomas sueco, islandés, noruego y danés. Con el tiempo el futhark dejó de ser la lengua principal en Escandinavia y pasó a tener usos limitados, por ejemplo en las inscripciones de los monumentos dedicados a los vikingos que morían en el extranjero, para enviar mensajes secretos (siglos XIII y XIV d. C.) escritos en piezas de madera, dejando atrás la tradición de talla con martillo y cincel.

En el siglo XIV d. C., cuando los escandinavos conocen el latín y sienten su fuerza se crea el Codex Runicus, un manuscrito en futhark que intentaba oponerse a la predominancia del idioma nuevo. Ya en el siglo XVIII d. C. se limita a servir de herramienta para hacer calendarios perpetuos y vive, como un fósil inmaterial, en el folclor sueco, pues en el mismo siglo se mezcla con el latín de modo irreversible.

Luego, en el siglo XIX d. C., durante los años previos a la primera guerra mundial, el alfabeto rúnico, así como otras expresiones ancestrales europeas, vería un renacer que se apagaría muy pronto tras la segunda guerra mundial. La utilización de símbolos rúnicos en los emblemas tanto de las Juventudes Hitlerianas como en los de las SS (fuerzas especiales) haría que el interés en este tema fuera visto con recelo.

 

emblema de las juventudes hitlerianas mostrando la runa tiwaz y tipografía rúnica

emblema de las ss

Las Juventudes Hitlerianas usaban la runa tiwaz en su emblema, mientras que las SS usaban dos sowilo.

La magia de las runas

El origen misterioso de las runas va de la mano con la realización de antiguos rituales mágicos que pretendían obtener protección, alejar presencias incómodas y maldecir a quienes irrespetaban a los muertos.

Los símbolos rúnicos eran usados para hacer inscripciones en lanzas de madera que, consagradas a Odín y sosteniendo la cabeza de un caballo sacrificado, hacían parte de una ceremonia para vencer o eliminar a los enemigos. En otras ocasiones las letras del futhark se grababan en las lápidas, situadas dentro de las sepulturas, para mantener la paz. Había encantamientos para evitar que los muertos salieran “a pasear” y para que volvieran a sus lechos, si se resistían a la quietud. Otras inscripciones amenazaban a los ladrones de tumbas con desgracias que se cumplirían incluso si quien las encontraba no sabía leer, ignorando a qué se enfrentaba. Había también hechizos para que magos inescrupulosos lo pensaran dos veces antes de intentar revivir un muerto para transformarlo en su esclavo.

Es muy probable que para cada uno de estos conjuros se usara un color distinto pues a pesar de que la imagen de caracteres rúnicos grises es muy popular, se sabe ya que eran coloreados con pigmentos azules, blancos, negros, marrones y rojos, cuando no lo hacían con sangre, debido a que los pueblos nórdicos creían que este color era el más poderoso de todos. Pero este era sólo uno de los elementos presentes en la estructura básica de cuatro pasos que le daba forma a sus ceremonias:

  1. El eruliano, como a veces se llamaba al hacedor de runas, adoptaba un aspecto divino, invocando la fuerza de Odín, después de lo cual podía bendecir el lugar donde estaba y el trabajo que haría: tallar las runas.
  2. Los grabados eran teñidos con alguno de los colores antes mencionados, paso que hacía más visible la inscripción, comparada con el fondo y que servía para separar las palabras del mensaje mágico.
  3. Terminada la fase de la creación de las runas se pasaba al componente sonoro del encantamiento, que podía ser muy complejo, ya que un símbolo representaba dos o tres sonidos distintos.
  4. El rito estaba completo cuando se destruían las runas, sobre por la acción del fuego, o cuando el objeto consagrado, en el que estaban grabados los caracteres, era llevado al lugar donde se necesitaba o donde su poder sería usado.

Esta estructura era el punto de partida para variaciones infinitas que daban como resultado siete tipos de hechizos:

  1. Mensajes en lenguaje natural: Fórmulas sonoras en las que la inscripción toma la magia del ritmo y de la cadencia de los encantamientos recitados en su presencia. Surtirían efecto incluso sobre quien ignora la lengua rúnica.
  2. Propios del futhark: Basados en la secuencia del alfabeto, estaban compuestos por filas de caracteres o por el futhark completo para representar espíritus, arquetipos o la idea de orden.
  3. Palabras mágicas: Secuencias de caracteres aparentemente azarosas o repetitivas, carentes de sentido e impronunciables, usadas como símbolo del caos. Se cree que palabras como luwatuwa, suhura-susi y suf-fus son excepciones, con pronunciación plausible y significado desconocido que harían parte de un lenguaje arcano que Odín sólo compartía con los erulianos más dedicados.
  4. Ideogramas: Reciben el nombre de Galdrastafir. Son símbolos trazados con caracteres rúnicos superpuesto de forma cuidadosa para crear códigos secretos que abren las vías de comunicación con los reinos invisible, por ejemplo el de los elementales. Su objetivo principal era potenciar la magia.
  5. Palabras simbólicas: Expresiones como alu (éxtasis psíquico), lathu (invocación), auja (buena suerte) y ota (terror) eran grabadas en objetos para impregnarlos con estas características.
  6. Exclusivos del hacedor de runas: En ellos en eruliano, investido con el poder divino, pronunciaba el encantamiento en primera persona para darle más fuerza, usando el aspecto de la deidad más afín con el trabajo mágico que estaba llevando a cabo (“Yo Odín, señor del conocimiento decreto…”).
  7. Patrones numéricos: Fórmulas que intercambiaban los caracteres del futhark por líneas simples, verticales para señalar las letras del alfabeto, pero que si eran usadas de un modo incorrecto podían causar consecuencias opuestas a las deseadas. Los principios de este tipo de encantamientos son, junto a su relación con la interpretación de sueños, el tema central de la sección siguiente.
***
Una versión corregida y ampliada de este artículo hace parte de mi libro La numerología de los sueños. Para saber más acerca de él haz clic sobre la imagen.

la numerología de los sueños cómo descubrir los significados y las fechas que se esconden en las imágenes que ves mientras duermes versión premium con videos dónde se esconden los números, sueños benditos y corazón índigo

Números para entender el mundo

Complejas o simples, registradas con fidelidad o transmitidas voz a voz de una generación a otra, las visiones del universo, de la vida que les abren paso a creencias y métodos de adivinación tienen en común la importancia dada a los significados de los números.

El carácter etéreo, pero conectado con la realidad, de estos símbolos les entregan la flexibilidad y la rotundidad necesarias para convertirse en expresiones de rasgos específicos que parecen ser compartidas de culturas de geografías diversas y tiempos distintos.

El siete, número sagrado casi indiscutible, fue relacionado con Apolo, el dios de la pasión y de la razón, cifra que guarda dentro de sí los secretos del número tres, también divino y celeste; y del número cuatro, considerado femenino y terreno, cualidades que a pesar de intuirse universales cambian en pueblos poco conocidos.

El antropólogo y explorador alemán Leo Frobenius descubrió, en la costa occidental de África, una relación de género inversa a la predominante en la mayoría de las culturas: allí el tres es femenino y el cuatro masculino, hecho excepcional que sirve para recordar que nada debe darse por sentado, que lo único eterno es el cambio, por lo que no está mal prepararse con constancia para modificar sin apegos la opinión propia.

Las líneas que siguen las dedico a presentar dos de las corrientes numerológicas más practicadas en la actualidad y a sugerir algunos ejercicios para interpretar sueños con o sin oráculos.

Numerología Pitagórica

Pitágoras, filósofo y matemático griego que vivió en el siglo VI a. C., fue célebre por hablar de lo que hoy se llamaría vegetarianismo, por gobernar Italia y por proponer una de las primeras doctrinas acerca de la reencarnación conocida como la transmigración de las almas.

Aunque sus escritos no alcanzaron la popularidad de los diálogos platónicos se sabe que existieron y que en ellos hablaba de su modo de ver el mundo, que expresaba la importancia que tienen los números en los ritmos vitales. A esta conclusión habría llegado después de viajar a Egipto, a la India y de ser instruido por los caldeos en Fenicia.

Pitágoras además enseñaba a sus discípulos que los números pares eran solubles, efímeros, femeninos y terrestres, a su vez los impares eran insolubles, masculinos y celestes. En cuanto al cero creía que simbolizaba lo infinito, lo eterno y que completaba la década pitagórica que representa al universo y su evolución desde el silencio y las profundidades del alma.

De las reflexiones del filósofo se desprenden dos esquemas para analizar palabras y símbolos en general:

  1. Rueda pitagórica: Se basa en equivalencias entre números y letras propias del alfabeto griego, con el que se puede escribir una cifra usando sólo una letra y que, con la evolución de los idiomas y de los ritos secretos a los que habría tenido acceso Pitágoras, da paso a la versión actual que toma como alfabeto de referencia el latino. Se dice que la primera en darla a conocer de forma escrita, después de siglos de ser transmitida oralmente, fue Mademoiselle Lenormand (Capítulo 8), aunque en el siglo XVI el escritor británico Rober Fludd publicó en su libro Numero et numeratione uno de los primeros esquemas que recibían este nombre y que se usaba para responder preguntas.

ilustración de tabla pitagórica usada para responder preguntas con un sí o con un no

números en caracteres griegos

rueda pitagórica basada en el alfabeto latino

  1. Tabla pitagórica: Asigna un orden lógico y secuencial a las letras, por lo que es fácil de recordar, construir y usar, además su continuidad produce un hecho curioso que tiende a descubrirse después de que se la ha observado un rato.

tabla pitagórica para el alfabeto griego

tabla pitagórica para el alfabeto latino versión compuesta

Los números que se asocian de forma creciente con las 26 letras del alfabeto producen los mismos resultados que aparecen en la versión que sólo muestra dígitos, pues como aprendiste en el capítulo uno todos los números compuestos por dos cifras o más deben reducirse a una sola. Si aplicas la reducción numérica a la tabla anterior obtienes la siguiente:

tabla pitagórica para el alfabeto latino versión simple

Numerología Caldea

Los sumerios, vivieron entre los años 3.500 y 2.000 a. C., en el sur de Mesopotamia, es decir el sur de lo que hoy es Iraq. Entre los hechos más destacables de su cultura están la invención de la escritura y el desarrollo de sistemas avanzados de matemática, astronomía y astrología.

En cuanto a su religión se dice que estaba influenciada por las revelaciones divinas plasmadas en los Oráculos Caldeos, un grupo de escritos que explicaba cómo practicar rituales, cómo estaba ordenado el mundo y cómo se podía elevar el alma. Se cree que estas revelaciones fueron transmitidas a los caldeos a través de médiums que eran interrogados por sacerdotes, que también se encargaban de transcribir los mensajes divinos.

Debido a que sólo quedan fragmentos de los Oráculos Caldeos originales, que ya en el siglo II d. C. se decía podrían ser una recopilación de textos sagrados más antiguos, es imposible saber con certeza cuál era la relación que establecía el pueblo sumerio entre los números y los hechos cotidianos. Hoy únicamente tenemos algunos rudimentos, entre ellos la tabla numerológica adaptada al alfabeto latino y las características que asignaban a cada número, para emprender análisis oníricos.

A pesar de los vacíos que surgen cuando se intenta comprender la historia de la numerología caldea, en India se usa la numerología védica que toma las bases de la caldea para estudiar eventos de todo tipo, realidad que se hace todavía más interesante cuando se recuerda que el origen de la civilización sumeria no se ha aclarado y que una de las hipótesis que intentan explicarlo lo sitúa en un punto indeterminado del oeste de la India.

tabla numerológica caldea para el alfabeto latino

A diferencia de la numerología pitagórica la corriente caldea sólo usa 8 dígitos para hacer cálculos pues en ella el número 9 tiene un carácter sagrado y rasgos especiales que lo hacen ocupar un lugar aparte. La tabla con la que trabaja en lugar de asignar un orden secuencial a las letras las relaciona con los números dependiendo de la vibración o energía existente en cada una.

Cabe destacar también que en esta escuela numerológica se da más importancia al sonido y al uso de las palabras que a su origen. Si quisieras, por ejemplo, recibir un análisis de tu nombre, un numerólogo con influencia caldea haría énfasis en el que usas con más frecuencia y en aquel con el que firmas, en lugar de estudiar el que está escrito en tu documento de identificación oficial.

Tablas numerológicas y números ocultos

La pregunta que surge en este punto es ¿cómo usar las tablas numerológicas para interpretar los símbolos oníricos? Si bien la respuesta es sencilla necesito explicar un elemento más antes de llegar a ella.

En su manual de interpretación de sueños Artemidoro de Efeso aconsejaba usar la rueda pitagórica, pues manifestaba que un intérprete onírico competente debía tener el criterio entrenado para saber cuándo utilizar una herramienta y cuándo la otra, opinión que corrobora la de otros estudiosos como David Fontana o Karina Malpica que afirman que el significado que se le da a un símbolo no debe ser constante debido a las circunstancias en las que se presenta cada vez, a las asociaciones que surgen de él, dependiendo del contexto, y de la experiencia de cada soñador. Así, la lluvia tendrá un significado para quien ha vivido todo el tiempo en el desierto y otro muy distinto para aquel que sólo conoce la selva.

Algo similar ocurre con los símbolos que resultan familiares.

La casa con la que una persona sueña cuando tiene doce años no será la misma que habite en sus sueños cuando se acerque a los cuarenta, ya que las historias que podrá contar en éstas dos etapas habrán cambiado en función de muchos aspectos. Es indispensable tener presente la evolución constante de los símbolos oníricos personales más frecuentes y las conexiones individuales que es posible establecer con una o con otra corriente numerológica para utilizar las tablas correspondientes que, empleadas con sensatez y sentido común, dan paso a análisis profundos y desafiantes.

Los escenarios oníricos que planteo a continuación son, por lo tanto, propuestas para comenzar la observación de símbolos con ayuda de los números, propuestas que en ningún caso presento como definitivas sino como hipótesis de trabajo para que explores a tu modo y a tu ritmo tu sendero particular.

***
Una versión corregida y ampliada de este artículo hace parte de mi libro La numerología de los sueños. Para saber más acerca de él haz clic sobre la imagen.

la numerología de los sueños cómo descubrir los significados y las fechas que se esconden en las imágenes que ves mientras duermes versión premium con videos dónde se esconden los números, sueños benditos y corazón índigo

El mapa de los sueños

Algunas personas son espectadoras de sus sueños nocturnos mientras que otras los viven como protagonistas. Con la visualización creativa ocurre algo parecido, para algunos es muy sencillo imaginar que en una pantalla mental se proyectan imágenes en movimiento en las que el espectador y el protagonista son el mismo, pero para otros este ejercicio es difícil, limitante o simplemente aburrido, por lo que no les ayuda a desencadenar las fuerzas inconscientes junto a las que quieren trabajar para realizar sus proyectos, es entonces cuando alternativas como el mapa de los sueños cobran valor, pues invocan la ayuda de un gigante dormido que ama descifrar mensajes transmitidos a través de símbolos.

Lo importante está en el centro

Mapa de los sueños, mapa de visualización creativa y metáfora visual son algunos de los nombres que recibe una herramienta, hecha con fotos, imágenes y símbolos, que intenta seducir al inconsciente para que ayude a cristalizar los objetivos más deseados.

A través de lo que parece un juego, quien elabora un mapa de los sueños crea un centro de atención usando lenguaje simbólico para enfocar su energía en lo que quiere y para reactivar las habilidades que le permiten deponer obstáculos, pero a pesar de sus beneficios siempre surgen críticas cuando se habla del mapa de los sueños.

Una de ellas es acerca de su infantilismo aparente, pues quienes desconocen las razones que lo hacen funcionar descalifican, sin reflexionar mucho, el poder que tiene una imagen para sostener la constancia y aumentar el esfuerzo que se necesitan para cambiar la realidad inmediata.

Por el contrario quienes llevamos años escuchando y observando la actividad inconsciente, en especial por medio de los sueños sabemos que su lenguaje favorito es el metafórico, ese que usa elementos absurdos, mágicos si se quiere, para expresar las certezas que mientras estamos despiertos callamos, negamos y reprimimos. Quienes intentamos guardar silencio y detener los juicios ante los juegos oníricos sabemos que al abrir un espacio en la vida despierta para que el inconsciente salga, hable y se exprese podemos contar con una fuente inmensa de ayuda que nos llevará a alcanzar lo que necesitamos, más que lo que queremos, porque los sueños, y en general la actividad del inconsciente, también nos han mostrado que nuestras necesidades son más importantes que los caprichos pasajeros y superficiales que experimentamos con frecuencia. Además la consciencia que hemos ganado acerca de esta diferencia nos ha acercado los medios necesarios para disolver la confusión que nos impide saber con certeza qué objetivo nos conviene buscar y cuándo debemos hacerlo.

¿Lista de deseos o lista de compras?

Creo que no me equivoco si afirmo que los destinos turísticos más populares o más promocionados por las agencias de viajes son los mismos que más aparecen en los mapas de los sueños de la mayoría de la gente y por eso me pregunto ¿de verdad tantas personas tan distintas entre sí quieren?, si todos nos fuéramos a vivir a Disney o a una playa desierta ¿se acabarían las guerras y seríamos felices eternamente? Lo dudo.

Como cualquier otra occidental promedio tengo guardadas muchas cosas que no uso, cosas que compré creyendo que me harían más feliz, cosas que ahora mismo no recuerdo dónde están ni para qué sirven, cosas que poco a poco voy vendiendo, regalando o tirando en la medida que entiendo que lo que quiero no siempre es igual a lo que necesito.

Comprender la diferencia entre lo deseado y lo necesario es imposible cuando se vive en medio del ruido, tanto interno como externo. Si te dejas llevar por los mensajes que lanzan los medios masivos de comunicación llegas a la conclusión de que el sentido de la vida es tener placer sin demoras y eterno, placer que se obtiene comiendo alimentos sabrosos e ilimitados, acto seguido por una indigestión que será aliviada con un medicamento oportuno y veloz, que después dará paso a un cosmético o a una cirugía que hará milagros para que puedas comer sin culpa ni medida. No importa si tu debilidad es la ropa, los carros o los artículos electrónicos, si trabajas como esclavo y tienes una tarjeta de crédito libre siempre podrás conseguir lo que quieres, siempre podrás aspirar a comprar un poco de felicidad.

La gente quiere tener carros pero necesita hacer ejercicio, cambiar de prioridades o, simplemente, vivir cerca del trabajo.

Cuando hacemos planes para el futuro solemos enfocarnos en aquello que queremos tener más que en lo que queremos ser, “yo quiero tener una casa más grande” dice uno, “quiero tener un grado profesional” grita la otra, “quiero tener el mejor marido del mundo”, susurra la de más allá, pero ¿se pregunta alguno de ellos “es esto lo que necesito para ser feliz”?, cuando logre ese objetivo ¿Seré la persona que quiero ser?, ¿me sentiré como me quiero sentir?

Tras años de esfuerzo y después de salvar decenas de obstáculos éstas tres personas consiguen la casa más grande, el título profesional y el marido guapo y amoroso pero se siguen sintiendo tan o más insatisfechas que antes. Se preguntan ¿en dónde me equivoqué?

“La respuesta mi amigo, es soplar en el viento” – Bob Dylan

La fobia al silencio es sumamente peligrosa, quien la padece es presa fácil del qué dirán y por ende de los deseos ajenos que, con el tiempo y sin darse cuenta, adopta como propios.

El primer paso para hacer un mapa de sueños efectivo no es, como muchos instructivos dicen, expresar lo que se quiere, el primer paso es preguntarte en el estado de consciencia indicado si lo que deseas con tanta intensidad es lo que necesitas, lo que te conviene o lo que te reconciliará con la persona que ya eres.

Irene estaba de viaje. Visitaba una ciudad grande y ese día había decidido ir al jardín botánico.

Las horas pasaron muy rápido mientras recorría bosques pequeños y muy lentamente al pasear por el tropicario. Cuando salió de este sitio confirmó que el ruido blanco que había oído adentro era el de la lluvia. Un aguacero generoso y constante alborotaba el olor a rosas que provenía del jardín que tenía al frente.

Un rato largo estuvo viendo cómo el agua bañaba un cerezo de quince o veinte metros que estaba entre el tropicario y el jardín. En la cartera llevaba un libro pero no quiso leer, prefirió entretenerse intentando reconocer la melodía que otro visitante improvisaba con una flauta de madera mientras esperaba que la lluvia se detuviera. Irene luego se descubrió fantaseando con el sabor del café, o mejor, con el olor del café. La temperatura había bajado lo suficiente para hacerla pensar en una bebida caliente. Imaginó una taza humeante al tiempo que miraba al cielo y veía algún avión pasar. Media hora después caminaba por un sendero solitario, saltando cada tanto los charcos que habían quedado. Las manos le dolían un poco por el frío pero decidió quedarse un rato más, jugando en un laberinto de setos y observando los fierros que doblegaban las ramas de los bonsáis.

Al salir del jardín botánico encontró el caos típico de la hora punta de una ciudad grande. La idea de tomar un café seguía en su cabeza pero en el barrio donde estaba sólo parecía haber tiendas de regalos y floristerías, además dar vueltas sin rumbo fijo en una zona desconocida no la emocionaba. Ese día ya había caminado suficiente, quería descansar.

Con la ilusión de encontrar comida dulce y bebida amarga, en ese café que estaba cerca al apartamento donde se alojaba, buscó una estación del metro y esperó el tren siguiente. Tuvo suerte, a pesar de que eran más de las 6:30 de la tarde, subió a uno no muy lleno y que en menos de quince minutos la llevaría a su destino. Durante el viaje su deseo cambió, ya no quería un café, pensaba en el sabor del café y en un té para acompañarlo.

Estando a cuatro cuadras del apartamento pensó en las alternativas, “si en ese café no tienen el postre que quiero voy a otro lugar”.

–No, lo siento, se acabó, pero tenemos otros.

Irene salió con una segunda opción en mente, una confitería a la que todavía no había entrado pero que sabía podría tener lo que buscaba.

Ignorando el dolor incipiente que comenzaba a sentir en las piernas recorrió dos cuadras más y pidió lo que quería:

–El tiramisú lo quieres, ¿con o sin crema inglesa?, preguntó la empleada.

Sentada frente a capas hermosas y suaves, marrones y blancas, oliendo el té verde que tenía al frente y escuchando la trompeta de Miles Davis mezclada con sonidos que vieron la luz después de la muerte del jazzista, Irene se dejó arropar por la calidez del espacio que la rodeaba mostrándole que la espera y que, sobre todo, haber entendido lo que su cuerpo anhelaba había valido la pena.

Observar lo que deseas con la mente calmada es imprescindible para diseñar un mapa de sueños efectivo. El acto de mirar tus metas, sin involucrarte emocionalmente con ellas te sirve para establecer si eso que anhelas puede ser la consecuencia lógica de tu presente, si te beneficiará a ti, a las personas que amas, a las que no te simpatizan y te ayudará a averiguar si ese deseo es auténtico o si nace de una creencia que te hace daño, de una ilusión que te ha convencido de que sólo si consigues esa meta obtendrás tranquilidad o felicidad.

Sólo cuando sientas la certeza de que ese objetivo que quieres hacer realidad es genuino y positivo para tu vida podrás dar el primero de los pasos que te conducirán al destino que has elegido pues en ese momento en el que tu consciencia y tu inconsciente llegan a un acuerdo es posible cambiar tu realidad, pues sólo al detener el auto-sabotaje, expresado a través de actos fallidos y de decisiones nocivas tomadas sin reflexionar, se puede crear un molde para que se cristalicen los sueños.

Suelto, suelto como muñeco de trapo

Una de las técnicas que existen para alcanzar el estado que te permite evaluar tus deseos es la relajación muscular de Jacobson, en ella instrucciones precisas para tensionar y soltar grupos musculares provocan una sensación de serenidad similar a la que se produce antes de la llegada del sueño profundo, que se caracteriza por el modo ordenado en el que se presentan tus ideas y por el esfuerzo que debes hacer para mover alguna parte de tu cuerpo e iniciar una acción. En este punto, en el que sigues despierto y los ríos de actividad mental pasan a ser hilos suaves puedes hacerte preguntas importantes para responderlas con sinceridad y sin distracciones, confiando en que las palabras, las sensaciones o las imágenes que aparecerán serán las perfectas para que entiendas hacia dónde debes dirigir tu búsqueda. Lo que más tarde hagas con ellas dependerá de ti, en tus manos estará la decisión de perseguir un obstáculo o la de cruzar un campo abierto.

El estado de relajación idóneo para que determines si lo que deseas te conviene o si es igual a lo que necesitas también puede ser la consecuencia de prácticas meditativas diferentes de la relajación progresiva de Jacobson, como las técnicas usadas en los sistemas oriental, Silva y soviético de control mental, entre otros.

¿Cuánto falta para llegar?

La claridad es valiosa tanto para elegir sabiamente el objetivo que buscas como para establecer con precisión tu punto de partida y cuán lejos está del destino que escogiste, por eso es aconsejable hacer ejercicios de respiración alterna –ida y pingala u otros similares─ que te preparen para entrar en un estado de concentración profunda adecuado para identificar los recursos que tienes y los que te faltan para hacer realidad tu deseo.

Si, por ejemplo, tu objetivo es convertirte en una cocinera estupenda debes considerar es costo de estudiar en una escuela de gastronomía, tu manutención y también las exigencias de tiempo para poder trazar un plan que te acerque a tu meta. En esta fase de la elaboración del mapa de los sueños debes establecer un presupuesto real y especificar las acciones que pondrás en marcha para transformarte en chef.

Más tarde con ésta información podrás trazar un itinerario lógico para fortalecer las herramientas que tienes a favor y atenuar los aspectos que te alejan de tu deseo.

Después de que has establecido con certeza tu objetivo, los recursos con los que cuentas para construir un camino hacia él y los vacíos que debes llenar puedes pasar a la etapa material de la elaboración del mapa de tu sueño.

El mapa del tesoro

Usando recortes de revistas, lápices de colores, crayolas y cualquier otro elemento que ponga en marcha tu creatividad, debes organizar los símbolos que representan los factores que tienes a tu favor y los que están por resolverse, intercalándolos, a lo largo de una línea en espiral dibujada siguiendo la dirección de las manecillas del reloj y que empieza en el exterior, como lo muestra la figura siguiente:

espiral que empieza afuera y que termina en el centro, dibuja en la direcciòn de las manecillas del reloj que se sirve como guía para diseñar el mapa de los sueños

En el punto de inicio, el más externo del espiral, debes pegar una foto tuya, de preferencia una en la que aparezcas sonriendo con sinceridad o que haya sido tomada en un momento en el que te sentías, fuerte, segura de ti misma, satisfecha, feliz.

En el centro, donde termina el camino, debes ubicar una imagen que represente el objetivo cumplido. Volviendo al ejemplo en el que anhelas ser chef, podrías usar la misma foto del comienzo como fondo y sobre ella pegar un gorro de cocinero y un diploma.

Gustavo Fernández en su Curso de Autodefensa Psíquica aconseja dibujar un marco azul alrededor de los elementos que tienes asegurados y un marco rojo alrededor de aquellos que todavía no sabes cómo solucionarás y, después, en la medida en que se van materializando los medios que dan paso al objetivo principal, trazar una equis (X) azul sobre las imágenes o símbolos correspondientes.

Luego de releer algunas secciones del libro Thought Forms (Formas de Pensamiento) de Annie Besant y C. W. Leadbeater he llegado a la conclusión de que el refuerzo energético de las imágenes, basado en colores, puede ir más allá. Dependiendo de la cualidad predominante en tu objetivo puedes usar un color distinto para enfocarte con más intensidad en la realidad que pretendes cristalizar. En el pasado, al diseñar mis mapas de sueños he elegido colores distintos –blanco, verde, etc.─ para expresar la armonía, el amor o la protección que quería disfrutar junto a la realización de deseos específicos, por eso creo que tendrás resultados más satisfactorios si dibujas un borde del color afín con tu intención, en lugar de dibujar siempre uno azul en torno a los medios que te llevarán a tu meta.

En la tabla siguiente puedes consultar algunas de las correspondencias entre colores e intenciones:

Colores Intención
Azul y violeta Conexión con la divinidad o crecimiento espiritual.
Verde Beneficio de una comunidad o salud.
Rosa Relaciones afectivas, no sólo de pareja.
Amarillo Aspiraciones intelectuales o deseos de dominar un asunto práctico.
Naranja Ambición, no sólo en asuntos de negocios.

 

Puedes combinar los colores para ajustarlos a la realidad que quieres vivir.

En alguna de las metáforas visuales que hice también incluí símbolos reiki y frases, experimentos que me sirvieron para probar que si bien los primeros son poderosos a la hora de canalizar el potencial de la mente inconsciente, las segundas entran en conflicto con el lenguaje puramente simbólico que se intenta utilizar al hacer composiciones de este tipo que, en general, pretenden remediar los problemas que tienen muchas personas cuando intentan practicar la visualización creativa para resolver sus problemas o avanzar en sus vidas.

Lo primero en la mañana y lo último en la noche

El mapa de tu sueño terminado cumple mejor su función si dedicas dos o tres minutos en la mañana y el mismo tiempo en la noche, justo antes de dormirte. Obsérvalo recorriendo el camino en espiral que dibujaste antes de acomodar sobre el imágenes y símbolos, enfócate en cómo te sentirás al acercarte cada vez más a tu anhelo, quizás experimentes alegría incontenible o calma absoluta. Sea cual fuere la sensación que te evoque este ejercicio de contemplación evita retenerla, sin importar cuán agradable sea. Reconócela, acéptala, disfrútala y déjala ir con la certeza de que ya estás construyendo la realidad mejor para ti y para tu entorno.

Sitios apropiadas para ubicar tu mapa de sueños son tu mesa de noche/luz, el techo de tu habitación y la cara interna de una puerta, pues le suman naturalidad al hábito de observación y mantienen tus objetivos lejos de críticas no solicitadas.

Si, como yo, trabajas desde casa y tienes un computador personal que sólo usas tú, también puedes fotografiar tu mapa para usar la imagen como fondo de escritorio, así durante el día podrás seguir enviándole mensajes a tu inconsciente para que trabaje en sintonía con tu consciencia.

Fuego sagrado

El acto de quemar el mapa de tus sueños, después de que tu objetivo ha pasado del plano mental al plano material, es una forma buena de cerrar un ritual que ha durado meses o años (esto si has diseñado una metáfora visual inspirado en tus planes a largo plazo), pues le comunica a tu inconsciente que puede pasar a otros asuntos, que es hora de reconducir su energía.

Aunque nunca he quemado un mapa de sueños sí lo he hecho con otros objetos que he usado para conseguir lo que quería, por eso comprendo la magia que hay detrás. En mi caso el poder observar mis metáforas visuales pasadas me ha servido para conocerme mejor y para comprobar cómo mutan mis valores, así que no te daré ninguna opinión autoritaria acerca de qué debes hacer con el tuyo, serás tú quien decida cómo concluir este proceso.

Programación (incubación) de sueños: lo obvio y lo no tanto

Muchos de los artículos que hablan de programación de sueños se concentran en elementos obvios que están más del lado del registro de eventos nocturnos que en las pautas importantes para encontrar respuestas claras y concretas, en el contenido onírico, por eso decidí escribir acerca de lo que pocas veces se observa pero que es necesario para recibir ayuda y consejos de los viajes nocturnos.

No se trata sólo de cerrar los ojos

Para evitar repetirme te remito a los artículos que escribí acerca de cómo diseñar un ritual adecuado para descansar y acerca de cómo llevar un nocturnario o diario de sueños. A partir de las recomendaciones que describo en ellos te será más fácil encontrar las condiciones que necesitas tú, en particular, para descansar agradablemente y para recopilar datos oníricos. Después de que tengas claro cómo debes llegar a la cama y cómo se te da mejor registrar tus sueños estarás listo para prestarle atención a otros elementos, a otras actividades que te servirán para acercarte al significado total de lo que intenta comunicarte tu inconsciente, uno (si no el mejor) consejero.

La pregunta es lo de más

Así como en las lecturas de cartas, del tarot o Lenormand, o cuando se consultan otros oráculos como el I-ching y las runas, la pregunta no es lo de menos, al programar sueños es necesario hacer preguntas puntuales y que puedan dejar tras de sí respuestas diáfanas, sin espacio para las ambigüedades. Una pregunta como ¿debo vender o alquilar esta casa? entonces será mejor que una en la que se pregunta escuetamente ¿cómo irán mis finanzas? La primera apunta a resolver una situación específica mientras que la segunda pide un panorama tan general que ni un sueño ni un financiero experimentado podría responderla adecuadamente sin pedir más información.

La tarea de interpretar sueños es útil para pedir señales que indiquen el camino que se debe seguir en situaciones diversas, y para cumplir este objetivo se vale de la lógica propia del mundo onírico, que no es distinta de la lógica de los símbolos, sin embargo hace falta recordar que sólo se hallarán respuestas coherentes con la programación de sueños si las preguntas lo son también.

Más allá del ruido

No es posible preparar comida saludable con agua sucia y tampoco es posible formular preguntas comprensibles con la mente turbia, por eso la meditación y la reflexión son requisitos para programar sueños de un modo ordenado.

Llegar a una idea limpia, a una duda que sirva como la base para la solución de un problema es una consecuencia del pensamiento lógico y tranquilo. Ejercicios que sitúan el centro de la atención en la respiración o que buscan dejar de lado la actividad mental caótica son preámbulos, antecedentes ideales para el planteamiento de la pregunta que se quiere responder a través de un sueño.

Concentrarse (así parezca una contradicción frente a la palabra meditación) en la tensión muscular de cada parte del cuerpo, para luego dejarla ir, es una alternativa válida que te prepara para las fases siguientes de esta técnica de trabajo onírico. Sea cual fuere la meditación que elijas para desocupar tu mente de actividad parásita o desordenada es crucial que no olvides el objetivo: encontrar la pregunta que debe ser respondida.

Un constructor, por ejemplo, puede estar más preocupado por cómo decidirá con cuál arquitecto trabajar para hacer un edificio cuando todavía no ha definido cómo pagará todo el proyecto. En este caso al final de la meditación tendría que ser evidente que es necesario hacer una pregunta acerca de cómo asegurar las condiciones económicas necesarias para materializar la obra deseada. O quizás no.

Con mucha frecuencia olvidamos dos hechos fuertes: decidimos pensando con las emociones y las variables que controlamos son muchas menos de las que nos gusta aceptar. Los olvidos entonces nos llevan a choques con la realidad que catalogamos como injustos o imposibles de remediar. O casi.

“Comprobado: La programación de sueños no funciona”

Las quejas que surgen en torno a la programación de sueños son del tipo “los sueños no tienen ninguna relación con la realidad”, “los sueños son absurdos”, “los sueños no sirven para nada” o “los sueños son muy raros”, quejas que sólo reflejan ignorancia, miedo a lo desconocido y falta de método al emplearla.

Alcanzar resultados útiles para cada quien a través de la programación de sueños sólo es posible cuando el acercamiento a ella se hace desde una postura flexible y abierta al cambio.

El estilo de vida que nos caracteriza a los occidentales, lleno de distracciones, de ruidos y de prisas es sumamente efectivo cuando se trata de hacernos perder de vista lo esencial. Creemos sin cuestionarnos que el éxito, que el dinero, que el reconocimiento social, incluso el que viene de aquellos que no saben nuestros nombres (ni quieren saberlos) es lo más importante y mientras nos convencemos de ello ganamos confusión, nos desconectamos del centro, de nuestras motivaciones verdaderas y nos enfocamos en lo que nos esclaviza, para luego hacer preguntas que podrían resumirse en ¿qué puedo hacer para esclavizarme más?

Confundir lo que quieres con lo que necesitas es una trampa mortal

Ana creyó que creía que había seguido correctamente todos los consejos, todas las técnicas que había leído en todos los libros de autoayuda que había comprado y que le habían prestado. Había encendido velas blancas porque el que estaba de moda decía que los que se habían escrito en la década de 1840, que hablaban de velas azules, estaban equivocados.

Todo, Ana había hecho todo al pie de la letra pero seguía sin entender por qué sólo soñaba con incendios que la obligaban a empezar vidas nuevas. Todo lo que quería saber era cómo podía conocer al hombre de su vida.

Las personas se equivocan más de lo que lo hacen los sueños. Es más fácil ignorar las respuestas evidentes que hacer las preguntas correctas.

La programación de sueños no falla por errores procedimentales sino por fallos actitudinales. Los viajes oníricos, las láminas del tarot y los hexagramas del I-ching hacen las veces de espejos que reflejan aspectos propios que a menudo es de espejos que reflejan aspectos propios que es incómodo aceptar. En tal cualidad yace su función más poderosa y más valiosa.

Cuando insistes en preguntar acerca de tu vida amorosa pero sigues ignorando un dolor físico que intenta llamar tu atención desde hace semanas es cuando demoras la llegada de los cambios que dices esperar. El primer paso para introducir modificaciones significativas en tu vida, para eliminar la hierba mala de los problemas crónicos es el cambio de actitud que lleva a la acción, luego las acciones sostenidas, repetidas en la dirección deseada darán, con el tiempo, paso a lo que algunos llaman milagros, pero que no es más que la consecuencia natural de la coherencia entre actos e intenciones.

La programación de sueños no falla cuando dice que el sol saldrá por el oriente, fallas tú cuando insistes en ver el amanecer por el occidente.

“Ya sé que no voy a ser feliz cuando tenga un hijo”

La apertura de mente frente a los mensajes que los sueños transmiten a través de escenas, en apariencia absurdas, es primordial para comprenderlos y para adquirir la capacidad de aplicarlos en la vida despierta. Una vez has soltado un deseo superficial o falso puedes reconocer el porqué sueñas con un tema que consideras irrelevante o con una situación molesta que intentas reprimir. En cambio, cuando insistes en pedir respuestas a preguntas caprichosas, relacionadas con asuntos secundarios, urgentes pero no importantes, cultivas frustración y sigues comportándote del modo que te llevó al problema que quieres resolver o al lugar del que intentas salir.

Un hombre que, por ejemplo, está convencido de que sólo será feliz cuando tenga un hijo difícilmente comprenderá, con cabeza y corazón, lo que sus sueños intentan decirle cuando le muestran infinidad de tareas domésticas que debe concluir antes de salir de casa. Este hombre seguirá ignorando que para ser un padre competente primero necesita arreglar lo que no funciona en su vida, pues un niño por más hermoso e inteligente que sea no tiene la responsabilidad de darle felicidad a su padre, un estado que como adulto sano y completo debe crear por sí mismo.

No basta con visualizar

El término visualización creativa es tramposo para muchas personas, en especial para aquellas que tienen problemas imaginando cómo se ve alguien o algo, de ahí que este ejercicio salga mejor cuando otros sentidos están involucrados.

En una de las prácticas meditativas de la corriente budista de El Camino del Diamante se instruye a los practicantes para que creen una imagen de Buda, pero además se dan instrucciones acerca de cómo debe acomodarse el cuerpo, del mantra a recitar y del modo en que debe ser usada la mala o “rosario” budista. La constelación de sensaciones táctiles, sonoras, kinestésicas y visuales hacen que alcanzar un estado de claridad mental sea fácil, tanto para quienes tienen mucho talento para imaginar escenas visuales como para aquellos que se sienten más cómodos inventando sonidos o evocando texturas.

Se ha hecho demasiado énfasis en el aspecto visual de la visualización creativa y esa es una de las razones por las cuales tantas personas están convencidas de que no puedes practicarla, ya sea porque tienen una imaginación muy fértil desde la perspectiva en cuanto a imágenes o porque tienen un estilo de pensamiento diferente, una inteligencia distinta que les dificulta los ejercicios de este tipo; por fortuna hay varias alternativas para resolver este problema.

Al emprender una sesión de visualización creativa con el objetivo de provocar un sueño relacionado con el asunto que te interesa recuerda involucrar todos los sentidos. Si intentas saber cuál es el mejor modo de cambiar de trabajo o de vocación incluye en tu escenario mental sensaciones detalladas, aunque parezcan irrelevantes o menores.

Algunas preguntas que pueden guiarte a través de este procedimiento son:

¿Con qué trabajas?, ¿con qué tipo de herramientas?, ¿trabajas con tu cabeza o con tu cuerpo?, ¿cómo se siente esa mano, esa pierna, ese miembro cuando entra en contacto con la herramienta?

¿Hay algún olor en el ambiente?, ¿de dónde viene?, ¿a qué se parece?, ¿qué recuerdos te trae?

¿Se oye algo?, ¿cuál es la fuente de ese sonido?

Otro elemento poderoso que puedes involucrar en ejercicios de este tipo es la emoción. Presta atención a cómo te sientes cuando piensas en esa pregunta que te inquieta y a cómo te sentirías si ya tuvieras la respuesta. Préstale atención también a cómo te sentirías si ese problema que te preocupa ya se hubiese resuelto, cómo se comportarían las personas que lo producen o que están envueltas en él, enfócate en cómo sería tu estado de ánimo si no llevaras ese peso encima. Entre más detalles logres recopilar durante la etapa de visualización creativa más fácil será para ti acceder mediante un sueño a la respuesta, a la solución.

Más tarde el contraste existente entre tu viaje nocturno y las escenas que habrás formado en tu escenario mental te servirán para analizar con más profundidad y con más certeza los símbolos oníricos.

Llevar el sueño al día

Aunque intentar tener sueños consejeros durante la siesta es perfectamente posible, no es a eso a lo que me refiero. Cuando hablo de llevar el sueño al día quiero decir que en la medida en que la visualización creativa se repite con frecuencia, en especial junto a su contenido emocional, se perciben cambios más evidentes y se reciben respuesta más rápidas, más coherentes.

Momentos ideales para completar este ejercicio se dan mientras viajas en transporte público, mientras esperas a que cambie la luz del semáforo o mientras limpias y ordenas tu casa. Efectos secundarios de esta práctica son aparición de sonrisas sutiles, mejoría del estado de ánimo y aumento de la fe en lo que traerá el futuro.

La programación de sueños, cuando se lleva a cabo con consciencia y con una posición mental que la considera una estrategia para analizar situaciones y no una patraña más del negocio de la new age, se transforma en un medio confiable al que se puede acudir en épocas de necesidad o de duda.

***
Una versión corregida y ampliada de este artículo hace parte de mi libro La numerología de los sueños. Para saber más acerca de él haz clic sobre la imagen.

la numerología de los sueños cómo descubrir los significados y las fechas que se esconden en las imágenes que ves mientras duermes versión premium con videos dónde se esconden los números, sueños benditos y corazón índigo

Fuentes:

El nuevo lenguaje secreto de los sueños – David Fontana (2008) Paidós

Eres energía – Ghislaina D. Martel (1994) Robin Book

El libro de la espiritualidad de las mujeres – Diane Stein (1987) Editorial Humanitas

La lotería de los sueños

Una piscina llena de billetes, tarjetas de crédito negras o platinadas, restaurantes completos reservados en una de sus noches más ocupadas, sólo para que un par de clientes coman, hacen parte de las escenas imaginadas por aquellos que de día y de noche sueñan con hacerse millonarios después de recibir un golpe de suerte, a veces a través de la lotería.

La creencia de que el dinero es la solución a todos los problemas ha calado tan hondo en la mente humana que ha servido de motivación para la invención de innumerables técnicas y sistemas que hagan realidad lo que parece imposible. La quiniela es un ejemplo de cómo la tradición popular ha usado con ingenio los sueños para descubrir los números que se espera entreguen felicidad eterna y fortuna buena.

Un negocio fácil, rentable y atractivo

Algunos historiadores han llegado a la conclusión de que los primeros antecedentes de la lotería se encuentran en los sorteos que hacían personas privilegiadas que vivieron en Grecia y Roma, en la época, clásica para entregar regalos a los invitados más afortunados que asistían a sus cenas y a sus fiestas. Sin embargo el camino que la humanidad recorrió entre esos eventos y el nacimiento de la lotería como ese negocio tan conocido hoy es largo.

Gracias a un diario personal escrito por Gerónimo Bambarara se sabe que la costumbre de comprar la oportunidad de ganar un premio fue reinventada hacia el año 1522 por un comerciante de ropa de segunda mano en el distrito de Rialto, en Venecia. Al comienzo sólo se sorteaban telas pero el negocio creció tan rápidamente y provocó tanto interés entre los habitantes, pues jugaban ricos, pobre y hasta miembros de la iglesia, que pronto empezaron a rifarse cantidades grandes de dinero y piezas de oro. El estado, después de comprobar el éxito de este negocio, decidió hacerse cargo de este.

La República Veneciana convirtió a la lotería en un asunto oficial muy útil para pagar las deudas adquiridas durante las guerras anteriores. Los premios que ofrecía eran distintos a los originales pero valiosos también, entre ellos estaban derechos para cobrar peajes, derechos para cobrar impuestos de aduanas y otros impuestos especiales aplicados al vino.

En otros momentos de la historia los gobiernos de Francia y de Estados Unidos también prohibieron las loterías privadas para convertirlas en un negocio oficial lo suficientemente rentable para financiar obras públicas, reconstruir iglesias y darles de comer a los pobres.

De forma paralela al crecimiento y a la formalización de las loterías nacían y evolucionaban supersticiones variadas para atraer la fortuna, una de ellas era elegir apodos que invocaban a la suerte buena, esto en una época en la que los ganadores se escogían armando parejas de papeles o fichas.

La forma en la que originalmente se jugaba la lotería incluía dos bolsas, cada una con un número de papeles igual al número de jugadores. De una se sacaban los que tenían escrito el premio sorteado o papeles en blanco, en la otra estaban escritos los nombres o los seudónimos de los apostadores. El sorteo se hacía entonces (siglo XVI) sacando uno por uno papeles de cada bolsa o urna hasta vaciarlas, por ello a veces tal trámite duraba 11 días.

La mueca de Morfeo

La atracción que se siente en Italia hacia la lotería es grande, incluso otra teoría histórica que habla del origen de este juego también lo sitúa allí, pero en Florencia, alrededor de 1530. Sea como fuere la smorfia (palabra que literalmente quiere decir mueca) es una práctica que hoy todavía se usa con la esperanza de ganar la lotería.

La explicación que se da con más frecuencia acerca de cómo la smorfia permite hallar una relación entre números y sueños parte del dios griego Morfeo, encargado de la ensoñación y de transmitir mensajes a través de los viajes nocturnos. Se supone que usando métodos diferentes, místico−ocultos unos y populares otros, es posible transformar en números las escenas que se viven durante el descanso.

Otras fuentes afirman que la smorfia está vinculada a la cábala, por los significados ocultos que tienen todas las palabras, las letras y los signos, como se asegura en la biblia y en otros documentos en los que se basa esta tradición; también hay quien cree que esta relación entre cábala y smorfia es sólo un truco de mercadeo usado, con éxito, para vender más algunos de los abundantes libros del tema que se siguen publicando. Otros por el contrario hablan de la smorfia como una tradición puramente popular que se transmitía de forma oral y que con el tiempo se transcribió; este origen explicaría porque existen varias versiones de la tabla de correspondencias entre números y sueños, que cambian de una región a otra dentro de Italia.

portada de almanacco perpetuo di rutilio benincasa cosentino

Almanacco Perpetuo Di Rutilio Benincasa Cosentino (1865), libro que recoge creencias populares acerca de cómo ganar la lotería usando los símbolos que aparecen en sueños.

Otra característica llamativa de la smorfia es el espacio que da a la interpretación pues no habla de significados absolutos para cada símbolo sino que estos, y los números que les corresponden varían dependiendo de las circunstancias en las que se presenta, por ejemplo según la Nuova Cabala del Vero Cappuccino di Mote Carmelo (c. 1880) soñar con un abad corresponde al número 38, sin embargo hay algunas variaciones asociadas con las acciones de este personaje, entre ellas: 28 si está enfermo, 18 si está oficiando un servicio religioso, 7 si está comiendo, 15 si huye, 89 si está disfrazado, 80 si se comporta de modo escandaloso, 23 si lo hace como un violador.

Tabla de números correspondiente a La Quiniela, juego de azar popular en Argentina organizado por la Lotería Nacional

Sueño Sueño Sueño Sueño
00 Los huevos 25 La gallina 50 El pan 75 Los besos
01 El agua 26 La misa 51 El serrucho 76 Las llamas
02 El niño 27 El peine 52 La madre y el hijo 77 Las piernas de mujer
03 San Cono 28 El cerro 53 El barco 78 La prostituta
04 La cama 29 San Pedro 54 La vaca 79 El ladrón
05 El gato 30 Santa Rosa 55 El gallego (El español) 80 La bocha
06 El perro 31 La luz 56 La caída 81 Las flores
07 El revólver 32 El dinero 57 El jorobado 82 La pelea
08 El incendio 33 Cristo 58 El ahogado 83 El mal tiempo
09 Arroyo 34 Cabeza 59 Planta 84 Iglesia
10 Cañón 35 Pajarito 60 Virgen 85 Linterna
11 Minero 36 Manteca 61 Escopeta 86 Humo
12 Soldado 37 Dentista 62 Inundación 87 Piojos
13 Yeta* 38 Piedras 63 Casamiento 88 Papa**
14 Borracho 39 Lluvia 64 Llanto 89 Rata
15 Niña bonita 40 Cura*** 65 Cazador 90 Miedo
16 Anillo 41 Cuchillo 66 Lombrices 91 Letrina
17 Desgracia 42 Joyas 67 Mordida 92 Médico
18 Sangre 43 Balcón 68 Sobrinos 93 Enamorado
19 Pescado 44 Cárcel 69 Vicio 94 Cementerio
20 Fiesta 45 Vino 70 Soñar con estar muerto 95 Anteojos
21 Mujer 46 Tomates 71 Excremento 96 Marido
22 Loco 47 Muerto 72 Sorpresa 97 Mesa
23 Cocinero 48 El muerto que habla 73 Hospital 98 Lavandera
24 Caballo 49 Carne 74 Persona negra 99 Hermanos

*En la tabla original de La smorfia napoletana corresponde a San Antonio de Padua.

** El tubérculo, no la figura religiosa, pues en la tabla original el mismo número corresponde a un alimento.

***En la versión italiana este número corresponde al aburrimiento, así que me impide relacionarlo con un sacerdote o con la cura de una enfermedad. El significado final dependerá de la interpretación del lector.

De los labios de Dios a tu mente

Entre las creencias más extendidas acerca de la interpretación de sueños está aquella de que todos los sueños, siempre y sin excepción, están relacionados con el porvenir, mas lo cierto es que los sueños premonitorios son escasos.

Ya en un artículo anterior expliqué distintos tipos de sueños y aclaré que para que un sueño pueda ser catalogado como premonitorio sus detalles deben corroborarse de forma prácticamente exacta en la vida despierta o de vigilia, justo como le pasó a Mary Wollens.

En 2006 esta mujer canadiense soñó con seis números y con un cheque. Confiada en que el contenido de su sueño estaba relacionado con la lotería compró dos billetes con las mismas cifras, decisión que la llevó a ganar dos terceras partes del premio sorteado en esa ocasión, es decir 16 millones de dólares.

Recompensas más valiosas

Sería hipócrita si dijera que no me gustaría ganarme la lotería pero también lo sería si dijera que la compro siempre y sin falta, de hecho hace muchos años que no lo hago, pero más allá de esta costumbre o falta de ella estoy segura de que los sueños son valiosos por su contenido espiritual y psicológico más que por su potencial financiero. Aprender a comprender los mensajes que transmiten te ayuda a elegir mejor y a desarrollar tanto un criterio sólido como sentido común, dos habilidades que aplicadas de forma sensata te evitan muchos problemas que después crees sólo puedes resolver con plata.

***
Una versión corregida y ampliada de este artículo hace parte de mi libro La numerología de los sueños. Para saber más acerca de él haz clic sobre la imagen.

la numerología de los sueños cómo descubrir los significados y las fechas que se esconden en las imágenes que ves mientras duermes versión premium con videos dónde se esconden los números, sueños benditos y corazón índigo
Fuentes:

Double dreamin’

La Smorfia

La Quiniela

Schwartz D. G. A New Deal: Bruges Burghers and Venetian Merchants Invent Mercantile Gambling (2006) Helsinki

Seville, A. The Italian roots of the lottery en History Today Vol. 49 Número 3 (1999)

William, G. The history of lotteries Department of Economics (1999) Stanford University

El sistema de la pirámide, un método numerológico para interpretar sueños

Los números son símbolos que tienen la capacidad de representar al mundo, por eso usándolos se puede responder cualquier pregunta, incluidas las que comienzan con la frase ¿qué significa soñar con…? El procedimiento que debe seguirse para llegar a una respuesta es sencillo y puede completarse a partir de una inquietud y de los números que se ocultan en ella.

Cuando haces la pregunta correcta tienes la mitad de la respuesta

El éxito en el uso del sistema de la pirámide en la interpretación de sueños depende de tres requisitos básicos:

  1. Interés auténtico del soñador o de la soñadora en su viaje nocturno. Si quien hace la pregunta usa el sistema piramidal sólo para matar el tiempo no conseguirá ninguna respuesta acertada. Si luego se anda quejando de la inutilidad del mismo se parecerá mucho a aquel que después de ver una película, oír radio y leer el periódico, todo al mismo tiempo, se queja porque la historia que vio era demasiado enredada y por no entender nada. En conclusión si no sabes qué harás con la respuesta a una pregunta o no estás preparado para recibirla mejor no la hagas, es posible que lo que descubras te traiga más molestias que beneficios.
  2. ¿Larga o corta? En este punto surge una duda que no es menor, ¿qué tan larga o extensa debe ser la pregunta?, y la respuesta es “corta, de preferencia”. Si sólo recuerdas una escena de un sueño, por ejemplo que entras a una cueva y te encuentras con un dragón puedes preguntar algo como “¿el dragón de mi sueño, tiene que ver con el negocio que estoy a punto de hacer?”, sin embargo si esta escena hace parte de un relato complejo y elaborado, de una historia completa lo aconsejable es que reflexiones acerca de los símbolos más sobresalientes del sueño, para hacer luego una pregunta que englobe tu duda. Ten en cuenta, de todos modos, que al interpretar así un sueño extenso puedes pasar por alto detalles importantes que contienen el secreto de su significado, por eso es recomendable usar el sistema de la pirámide sólo como un apoyo en el proceso de análisis del viaje nocturno y no como un método único de interpretación, pues sus respuestas son cortas y precisas dejando afuera, en muchos casos, mensajes que el inconsciente intenta transmitir a través del sueño.
  3. Espontánea y natural. Cuando te sientas lista para hacer la pregunta exprésala de un modo espontáneo, muy tuyo. El sistema de la pirámide funciona mejor cuando usas frases simples y que te resultan familiares. Evita pasar mucho tiempo pensando cómo “sonará” o “se verá” mejor la pregunta que estás por formular. Concéntrate en lo que quieres saber y suelta tu duda. Si te preocupa olvidar las palabras exactas que usarás prepara la función de registro de sonidos de tu computador o de tu teléfono celular y grábate, así luego podrás transcribir la pregunta para analizarla numerológicamente. Voy de nuevo, la espontaneidad es primordial en el sistema de la pirámide, por lo tanto debes enfocarte para hacer una sola pregunta acerca del sueño que quieres comprender. Intentar preguntar lo mismo de formas distintas sólo te llevará a equívocos y te confundirá más.

Cómo descubrir los números ocultos

A partir de la pregunta que quieres responder puedes calcular el valor de cada palabra usando un conteo simple. Voy a mostrarte cómo se hace tomando como ejemplo la pregunta que inventé para la sección anterior.

¿El dragón de mi sueño, tiene que ver con el negocio que estoy a punto de hacer?

Primero cuento las palabras que la componen y escribo ese número: 17, como es uno de dos dígitos los sumo para tener un número entre el 1 y el 9. Entonces 1+7=8, el 8 será el número que estará al inicio de la primera línea de la pirámide.

El paso siguiente es contar el número de letras de cada palabra y escribirlos a la derecha del 8.

ejemplo de primera línea sistema piramidal numerología

Luego sumo entre sí y en orden todos los números. El primero con el segundo, el segundo con el tercero, el tercero con el cuarto y así sucesivamente. La línea siguiente de esta pirámide quedaría así:

ejemplo de segunda línea sistema piramidal numerología

De nuevo sumo entre sí los dígitos de los números de dos dígitos y sigo formando del mismo modo líneas hacia abajo:

 

ejemplo de sistema de la pirámide numerología

 

Ya que el número final es par y a los números de este tipo se los denomina negativos, terrestres, pasivos y femeninos, mientras que los impares son considerados positivos, celestes, activos y masculinos puede concluirse que la respuesta a la pregunta cerrada (es decir que puede responderse con una palabra y sin dar explicaciones) que dio origen a la pirámide anterior es negativa. Pero el análisis no acaba ahí.

A partir de las características individuales de los números se pueden sacar más conclusiones alrededor del sueño, por ejemplo puede interpretarse la respuesta en torno a la necesidad de trabajar pensando en metas a largo plazo, teniendo en cuenta que el 8 está relacionado con el futuro.

El significado completo del sueño del dragón en la cueva se hallará además prestando atención a elementos menos evidentes –la cueva, ¿es luminosa u oscura?; ¿tiene más salidas?; ¿conduce a un laberinto?─ y a las emociones que produce en el soñador −¿sentí miedo o alivio al ver al dragón?; ¿podría ser mi amigo?.

Para saber más del significado de cada número puedes consultar la tabla resumida que está más abajo:

# Significado
1 Origen, armonía, intención que se materializa.
2 Dualidad, necesidad de tomar una decisión, conflicto.
3 Espiritualidad, luz, el cielo.
4 Materialidad, plano físico.
5 Microcosmos, el hombre, consciencia, entendimiento, criterio.
6 Otoño e invierno, macrocosmos, hombre conectado con el universo, pruebas, influencia divina.
7 Perfección, vida espiritual plena, primavera y verano, renovación positiva, unión.
8 Equilibrio, justicia, futuro, salud.
9 Término, fin de un ciclo, premio a los esfuerzos.

Espero que el sistema de la pirámide te ayude a encontrar respuestas a las inquietudes que te plantean tus sueños.

***
Una versión corregida y ampliada de este artículo hace parte de mi libro La numerología de los sueños. Para saber más acerca de él haz clic sobre la imagen.

la numerología de los sueños cómo descubrir los significados y las fechas que se esconden en las imágenes que ves mientras duermes versión premium con videos dónde se esconden los números, sueños benditos y corazón índigo
Fuentes:

Becker, U. Enciclopedia de los símbolos (1997) Intermedio Editores

Blavatsky, H. P. The secret doctrine (1888) The Theosophical Publishing Company

Chevalier, J.; Gheerbrant, A. Diccionario de los símbolos (1986) Editorial Herder

Katakkar, M. Encyclopedia of numerology (2013) Jaico Publishing House